La tecnología como base para la continuidad empresarial

11 de Octubre de 2021

Las herramientas de software, aplicaciones y equipos de última generación han sido fundamentales para acelerar y asegurar la calidad de los procesos corporativos y, por ende, posibilitar la continuidad empresarial

Tanto es así, que este tipo de recurso ha alcanzado un lugar privilegiado en las organizaciones, en especial, en términos de estructuración y aplicación de los planes de continuidad.

Básicamente, un plan de continuidad consta de un conjunto de procesos corporativos necesarios para que una empresa garantice la operación de sus funciones esenciales durante o después de una catástrofe por lo que tiene una connotación proactiva y debe estructurarse con antelación.

Si desea profundizarse en este tema, le recomendamos que continúe leyendo este artículo, pues acá encontrará mucha información sobre este binomio y descubrirá cómo estructurar un robusto plan de continuidad empresarial.

Lea también: 4 tips para restablecer los viajes

Utilice la tecnología como base de la estrategia de continuidad empresarial

Frente al perfil de consumo sumamente transitorio y la elevada competitividad en el mercado, las empresas han debido rendirse a la eficiencia de las herramientas tecnológicas para incrementar la efectividad de sus procesos, así como asegurar resultados económicamente más atractivos. 

Si aún no está seguro en cuanto a la efectividad de dichas soluciones, a continuación, conozca 4 razones por las que la empresa debe invertir en tecnología a fin de garantizar la continuidad del negocio:

Reducción de costos

Al implementar herramientas de buena calidad y acordes con las necesidades del negocio, es posible mitigar muchos gastos principalmente los generados por la repetición de tareas y por la ejecución manual de los procesos.

Asimismo, contar con un recurso tecnológico como un software de gestión, permite identificar problemas y fallas en los procedimientos para luego estructurar soluciones y medidas preventivas que limiten su ocurrencia.

Mejora en la productividad

La continuidad empresarial está directamente relacionada con el potencial productivo de una organización. Por lo tanto, las empresas que presentan elevados niveles de productividad, suelen tener una mayor probabilidad de permanecer activas en el mercado, puesto que pueden entregar más resultados utilizando la misma cantidad de recursos ¡o menos!

La tecnología promueve excelentes resultados en términos de productividad, una vez que posibilita estandarizar y automatizar numerosos procesos minimizando así, la desviación estándar de los flujos de trabajo.

En virtud de ello, la empresa logra disminuir la incidencia de errores y la necesidad de repetir las actividades, aspectos que confluyen en la reducción del tiempo de producción.

Optimización del control de calidad

Cuando una empresa orienta sus esfuerzos hacia el incremento de la calidad tanto de los productos o servicios que comercializa como de la atención que proporciona a sus consumidores, trabaja automáticamente a favor de su continuidad incrementando el grado de satisfacción de los clientes y asegurando un volumen de ingresos más expresivo.

Como señalamos anteriormente, el uso de las máquinas evita la ocurrencia de errores lo que resulta en una visible mejora de la calidad de los procesos —facilita el acceso y la interpretación de los datos— y de las soluciones que ofrece a sus clientes aumentando, por consiguiente, el potencial de comercialización de la marca y su rentabilidad. 

Gestión de talentos más eficiente

Confiar en el grupo de trabajo y contar con profesionales entrenados y motivados a proporcionar su mejor desempeño es un punto esencial en términos de continuidad empresarial. En este sentido, vale la pena recordar que los recursos humanos son uno de los activos más importantes de las empresas, independientemente de su rubro.

Al implementar soluciones tecnológicas que optimicen su gestión, es posible:

  • Estimular el trabajo colaborativo;
  • Ganar la confianza de los colaboradores;
  • Entender cuáles son los puntos fuertes y débiles de cada funcionario;
  • Detectar fallas en el proceso de selección;
  • Implementar buenas prácticas en cuanto a la remuneración y reconocimiento.

De esta manera, la tecnología colabora en la atracción y la retención de los mejores profesionales, lo que conlleva a un poderoso diferencial ante la competencia.

Por lo tanto, la tecnología cumple un papel crucial en la ejecución de un plan de continuidad empresarial bajo diferentes perspectivas principalmente en virtud de su potencial de automatización y digitalización por lo que configura un recurso imprescindible para la supervivencia de los negocios en el mercado.

Escuche nuestro Podcast: Turismo de negocios: motor para la reactivación de la industria

Cómo crear un plan de continuidad del negocio PCN: Conozca los 5 pasos

Estar preparado para enfrentar situaciones difíciles es esencial para aumentar la probabilidad de mantenerse activo ante un incidente de origen natural, por ejemplo. Para eso, nada más efectivo que estructurar un plan de continuidad empresarial impulsado por el uso de herramientas tecnológicas relacionadas con el almacenamiento en la nube, inteligencia artificial y Big Data.

A continuación, aprenda a crearlo considerando el siguiente paso a paso:

1. Identifique los objetivos del plan

Es importante que el PCN pueda aplicarse en todos los sectores organizacionales. Como cada empresa posee sus particularidades, es importante desarrollarlo considerando los objetivos, propósitos y metas de cada sector, una vez que la definición acertada te ayuda a administrar riesgos y procesos de recuperación.

2. Integre un equipo de emergencia

Es importante que este grupo cuente con gestores experimentados y tenga un líder preparado para tomar decisiones bajo presión y enfrentar situaciones adversas de manera eficiente.

3. Realice una evaluación de riesgo y de impacto comercial

Al poner en marcha este tipo de actividad y utilizar un software específico, es posible identificar y analizar las principales amenazas documentando todos los problemas encontrados y discutiendo los puntos críticos con los otros integrantes del equipo.

4. Defina un buen plan para cada sector

Es importante que cada área tenga su propio plan a fin de asegurar su correcto funcionamiento. Por ejemplo, reflexione acerca de cómo será la estrategia de comunicación y de marketing y, por otro lado, piense sobre las posibles alternativas en cuanto a la mitigación de costos en el caso de que ocurra un desastre.

5. Capacite a los equipos

Luego de definir qué hacer en cada área ante emergencias o catástrofes, es importante desarrollar instancias de capacitación para informar a los grupos como deben actuar en situaciones límites. Así pues, todos se concientizan acerca de las medidas y entienden cuán relevantes son para las operaciones corporativas en momentos de crisis.

En el día de hoy, ¡hasta aquí hemos llegado!

Esperamos que haya entendido que la continuidad empresarial está estrechamente vinculada con la utilización de herramientas que posibiliten desarrollar y ejecutar el plan de forma rápida y eficiente.

Si le ha gustado el contenido de nuestro post, sin embargo, desea conocer más detalles sobre el uso de recursos tecnológicos para optimizar la administración corporativa, le recomendamos que lea con atención el artículo Sistema de gestión empresarial en la nube: ¿por qué son la mejor opción?”.